Barcelona abre 32 expedientes a portales e inmobiliarias que colgaron anuncios que no incluían el índice de referencia de los precios.

La unidad de disciplina y antiacoso del Institut Municipal d’Habitatge abrió 32 expedientes sancionadores a portales e inmobiliarias que colgaron dieciséis anuncios que no respetaban la normativa, que no incluían el índice de referencia de los precios o el importe de la renta del contrato anterior.

La ley obliga a hacer constar esta información en todo tipo de publicaciones con el objetivo de evitar que se alquilen pisos a precios desorbitados. La sanción mínima es de 3.000 euros. La norma establece que en las zonas declaradas como áreas de mercado tensionado el importe de la renta no puede diferir más de un 5% del precio señalado en el índice de precio de referencia que corresponda, ni tampoco sobrepasar la renta consignada en el último contrato de alquiler.

Además, el Consistorio ha iniciado los trámites del primer procedimiento sancionador contra el propietario de un piso por firmar un contrato de alquiler con una renta superior a la permitida. La ley establece que la sanciones para estos casos pueden oscilar entre los 9.000 y los 90.000 euros.

No incluir en los anuncios el índice de precios o la renta del contrato anterior no es la única infracción detectada. Otro modo de tratar de eludir el espíritu de la nueva norma, según denunció ayer esta entidad ciudadana dedicada a la defensa del derecho a la vivienda, consiste en recurrir a la cláusula Berlín, un párrafo en el contrato de arrendamiento que establece una segunda renta que sustituiría a la en principio acordada caso de que esta norma reguladora fuera derogada.

Fuente “la Vanguardia” 11/05/2021 07:33